Diez consejos para convertir tu hobby en una empresa

Ricardo Rocha, Arquitecto que ha tenido la oportunidad de trabajar con gigantes como Televisa y Disney; Presidente del Clúster de Medios Interactivos de Monterrey y vicepresidente de la Asociación Mexicana de Videojuegos, compartió algunos consejos para convertir un hobby en una compañía.

  1. Haz la tarea (conoce tu mercado y las barreras de entrada). Nunca esperes que el gobierno, las universidades u otro ente investiguen por ti las que serán claves de tu éxito, pues no lo van a hacer o, en todo caso, no lo van a hacer bien. Ese trabajo te corresponde solo a ti. “Que no sea un tercero el que nos venga a resolver nuestros problemas, sino que nosotros somos los que los tenemos que resolver, nosotros tenemos que investigar”.
  1. Crea prototipos. En lugar de invertir grandes cantidades de dinero, tiempo y esfuerzo en tener un producto perfecto y que, al final, este no funcione, mejor crea un buen prototipo. Empezar pequeño te permite equivocarte barato.
  1. Cambia las variables de tu fórmula del éxito. Crear iteraciones es fundamental: una vez que tienes tu producto, ponlo a prueba en el mercado. Si no funciona, cambia algo y vuélvelo a poner a prueba. “Iterar es modificar: si no lograste el objetivo, modifícalo o modifica las variables necesarias hasta poder lograr el objetivo que quieras”.
  1. 99% de tu plan va a fallar, pero aun así necesitas uno. Muchas veces la realidad no será la que te imaginaste. “Hay muchas herramientas de negocios, como el Business Model Canvas, que nos ayudan a poder tener un plan de trabajo. Tienes que tener uno, porque no puedes hacer las cosas así, de repente; eso te puede llevar cinco años de tu vida”.
  1. Necesitas un Plan B. No se trata de ser derrotista, pero te tienes que imaginar qué harás si tu primera idea falla, si no consigues los materiales adecuados, si ese gran contrato simplemente no llega.
  1. Comprueba que tienes forma de monetizar. Hasta que no logres que el mercado te pague por tu producto o servicio, seguirás teniendo un hobby, no una empresa.
  1. Escala hasta que domines lo que estás haciendo. “Haz tu prototipo, haz tu producto, tu MVP, tu minimun viable product, y después, ya ahora sí escálalo a que sea un gran negocio”.
  1. Multiplica tu presupuesto por dos. Cuando hagas los presupuestos, apuesta a conseguir el doble de dinero. Es probable que lo necesites. “Si no podemos conseguir el 200 por ciento de presupuesto, entonces hay que conseguir presupuestar un proyecto de 50 (por ciento) para poder obtener el 100 (por ciento)”.
  1. Crea un proyecto que sea autosostenible. ¿Tu proyecto está en riesgo de muerte si el gobierno cancela su apoyo? Ten cuidado, es probable que lo cancele.
  1. Nunca te des por vencido. Te lo han dicho muchas veces, pero Rocha agrega un toque de mesura: tampoco te enamores de una mala idea. A veces hay que dejar morir un proyecto para poder iniciar el siguiente. “Sé necio, nunca te des por vencido hasta la muerte, pero no lo seas hasta que te mueras”.

Fuente: gestion.pe

Comments are closed.