No solo por dormir, ¿por qué otros motivos lo podrían despedir

No-solo-por-dormir

Una falta cometida por un colaborador en el trabajo no siempre será causa de despido. Pero, ¿cuándo lo es?

Hace algunos meses, se conoció el caso de un colaborador que fue despedido por dormir durante su horario de trabajo. En ese caso, el fallo de la Corte Suprema declaró infundado el pedido del empleado, tipificándolo como falta grave.

Para aclarar este tema, conversamos con César Cisneros, asociado senior del área laboral de PPU, quien explicó sobre las faltas graves por las que un colaborador puede ser despedido y las consecuencias de ellas.

“La Corte Suprema no introduce como falta grave el dormir en el trabajo. Sino que se despide, en casos concretos, por inobservar el reglamento interno del trabajo”, refirió Cisneros.

Eso quiere decir que la falta, según explicó el especialista de PPU, en el caso visto hace algunos meses, tuvo que estar tipicada como tal en algún reglamento interno de la compañía para que sea válida. De lo contrario, solo se sancionaría al empleador dependiendo de los daños ocasionados.

Pero, ¿qué es considerado una falta grave?

Según Cisneros, la falta grave es la infracción efectuada por el colaborador, sobre los deberes esenciales que se estipula el contrato. De tal manera que haga irrazonable la subsistencia de la relación laboral.

La Legislación Peruana tipifica esto con una lista en las que se encuentra el incumplimiento de obligaciones, inobservancia de reglamento interno, las tardanzas reiterativas, injuria, daño intencional a los bienes del empleador, entre otros.

“Hay que considerar que cuando se inicia un proceso de despido, no es necesario que solo se escoja una de las faltas graves. Sino que también por la conducta, se puede tipificar de dos a más. Transversal a esto, se requiere la existencia de una prueba.”, dijo Cisneros.

Tardanzas reiterativas

En el caso de las tardanzas, según explicó Cisneros, la legislación peruana se refiere a una tardanza reiterada. Sin embargo, no se establece un número mínimo para determinar la cantidad de tardanzas.

“Interpretando la legislación, la falta grave por tardanzas reiterativas no tiene un número determinado, pero sí debe ser notificada por el empleador. Cabe destacar que hay tolerancia cero, eso quiere decir que un minuto tarde puede incluirse en una tardanza reiterada.”, expresó César Cisneros.

Faltas injustificadas

En caso de no asistir por tres días consecutivos de manera injustificada, supone una falta grave, explicó Cisneros. La Legislación Peruana advierte también que de no ser consecutivas solo se podrá tener como máximo cinco faltas injustificadas en un periodo de 30 y quince en un periodo de 180 días.

“Aquí lo que no se sabe de la explicación sobre faltas de la legislación peruana, es que el trabajador tiene un plazo de 72 horas para justificar su falta en el trabajo. Lo que quiere decir es que si no asisto por 3 días consecutivos al trabajo, tengo 72 horas o 3 días más para justificarlo. Todos estos son días hábiles”, dijo Cisneros.

Consecuencias

Aparte del despido, la consecuencia de una falta grave, según refirió Cisneros, es que el colaborador no podrá acceder a ningún tipo de indemnización económica. Sin embargo, explicó que los beneficios laborales son irrenunciables por lo que así sea grave lo cometido, el trabajador tiene derecho a gratificación trunca, CTS, remuneraciones devengadas, entre otros.

Finalmente, Cisneros acotó que el fallo sobre faltas graves y despidos, puede tener un análisis particular dependiendo de los hechos ocurridos en torno al caso.

Mira la entrevista completa a César Cisneros, asociado senior del área laboral de PPU, aquí:

Fuente: https://gestion.pe/economia/management-empleo/dormir-otros-motivos-despedir-271960-noticia/?ref=gesr

Comments are closed.