Seis habilidades blandas que un buen líder debe desarrollar

Estas habilidades pueden ser innatas a los líderes, pero también pueden adquirirse a través de talleres, lecturas y capacitaciones, explica la experta.

En un mercado laboral cada vez más enfocado en el desarrollo y bienestar de la persona, las habilidades blandas han ido cobrando especial importancia dentro de la formación de líderes profesionales.

En este sentido, Alejandra Osorio, gerente de Training & Consulting de Adecco, brinda algunas claves para identificar esas fortalezas que caracterizan a un buen líder, como por ejemplo:

Capacidad para liderar con el ejemplo: “Es fundamental que, si vamos a pedir algo a nuestros equipos, nosotros lo estemos cumpliendo y evidenciando en nuestro actuar diario. Esta es una característica que todo líder, independiente de la cultura de la empresa, debe tener”, señala Osorio.

Capacidad para motivar a sus empleados: “Es imprescindible que le pueda decir a su equipo qué está haciendo bien y qué está haciendo mal”, añade Osorio.

Capacidad para saber delegar: El peso de la organización no puede caer sobre los hombros de una sola persona, por eso es importante saber delegar funciones. Es fundamental hacer seguimiento a las labores, de modo que el jefe está al tanto del proceso y evitar sorpresas a última hora.

Inteligencia emocional: La empatía es una de las habilidades blandas por excelencia de un líder, quien no debe olvidar que cada empleado tiene una vida personal de la cual no es posible desconectarse del todo cuando se está en el trabajo. En este sentido, un buen líder debe tener en cuenta que, en ocasiones, hay situaciones que pueden afectar a un colaborador y por tanto influir en su desempeño.

Desarrollar equipos: La correcta gestión de un equipo de trabajo es fundamental para el crecimiento de la empresa. “El líder debe saber en qué son buenos sus empleador, cuáles son sus competencias, y en qué aspectos necesitan un impulso; además de saber en qué aspectos necesitan un impulso; además en qué están en el ámbito personal”, señaló la ejecutiva de Adecco.

Autoevaluarse: Debe tener la capacidad de identificar su estilo de liderazgo, cuáles son sus fortalezas, sus debilidades e identificar qué tipo de líder es. Aquí es importante que la organización pueda mostrarle cuál es el estilo de gerencia que se ajusta a su visión para que este pueda orientarse.

Un buen líder tiene que ser capaz de incentivar a sus trabajadores a mejorar su desempeño y a crecer tanto personal como profesionalmente. Para conseguirlo, es importante que tenga llegada con sus colaboradores de modo que pueda haber un feedback constante, menciona la experta.

¿Se pueden adquirir estas habilidades? De acuerdo con Osorio, si bien para quienes tienen estas capacidades de forma innata se hace más fácil, es posible desarrollar y aprender cada una de ellas. “Actividades como el coaching, mentoring, talleres vivenciales, lecturas y capacitaciones inhouse son herramientas excelentes para trabajar la obtención de dichas habilidades. Lo importante es que haya una continuidad¨, enfatizó Alejandra Osorio.

Fuente: gestión.pe

Comments are closed.